El Lineman:

   Este es un nudo que se lo tomamos prestado a los montañistas, esperando que no se sientan molestos. El asunto es que en muchas oportunidades se necesita realizar un seno u ojal a una cierta distancia del chicote. Generalmente los amantes del nudo simple recurren a plegar el cabo y anudarlo como en las siguientes fotos.

   Este método resulta complicado de desatar, sobre todo en cabos de diámetros pequeños. Además presenta un punto de mayor probabilidad de ruptura por retorcer las fibras cuando se lo tracciona de ambas puntas. Recuerden que un nudo es la parte más débil de un cabo, y más aun si no es un nudo adecuado.
   El nudo Lineman se presenta como una alternativa potable por no debilitar el cabo, por su simple realización y por su fácil capacidad de desarmarse, aun luego de haber sido sometido a grandes tensiones.

   Se coloca la mano como en la fotografía, y sosteniendo el firme con el pulgar, se da una vuelta completa a esta con el chicote. En este ejemplo se mantiene corto para que se vea cual es el chicote, aunque en realidad se debería dejar más largo.

 

 

   ... luego se da otra vuelta, pero el chicote debe terminar en el centro de las dos primeras pasadas ...

   Se toma el "cabo" de la derecha, se lo trae hacia la izquierda y se lo pasa por debajo de los dos primeros.

 

 

   ... se retira la mano y se comienza a azocar el nudo ...

 

    ... que queda terminado como se ve en las últimas dos fotos de ambos lados.

   Este nudo es rápido de hacer y solo hay que aprender a calcular la distancia a la que hay que colocar la mano para que el ojal terminado este en la posición deseada.
   Es realmente un nudo que sorprende por lo simple de realizar, a pesar de que una vez terminado, su apariencia sea complicada.

 

  Volver a la página principal de nudos kayakistas